Viajar sin dinero es posible (I): Servicio Voluntario Europeo (SVE)

Viajar sin dinero es posible (I): Servicio Voluntario Europeo (SVE)

Publicado en: Blog, Información útil | 0

Sí, viajar sin tener dinero ahorrado es posible. Conocer otras culturas y visitar destinos desconocidos no depende tanto de tu cuenta bancaria como de las ganas que tengas por lanzarte a vivir nuevas experiencias. En Roam the Road te desvelamos cuáles son las formas más factibles de conseguirlo. No te pierdas la información que te vamos a dar en esta serie de Viajar sin dinero.

Si te apasiona conocer otras culturas, seguro que en alguna ocasión has buscado proyectos en los que pudieras participar como voluntario. Y seguramente se te han quitado las ganas al ver las cuotas que hay que pagar en concepto de alojamiento y manutención a las asociaciones que llevan a cabo esos proyectos, además de que los desplazamientos hasta y desde el lugar del proyecto correrían por tu cuenta. Pues bien, existe una manera bastante sencilla de viajar a otro país como voluntario sin tener ni un euro en el bolsillo.

Servicio Voluntario Europeo

El Servicio Voluntario Europeo (SVE o EVS por sus siglas en inglés) es un programa subvencionado por la Comisión Europea que te permitirá vivir en otro país durante un mínimo de dos meses y un máximo de doce meses, siempre que tengas entre 18 y 30 años, a cambio de tu participación como voluntario en un proyecto de tu interés. ¿Tus gastos? Cero. El Servicio Voluntario Europeo está coordinado generalmente por dos organizaciones: una de envío que se encargará de hacer todos los trámites necesarios en tu país de residencia antes del comienzo de tu estancia en el extranjero y una de acogida, que es la que lleva a cabo el proyecto y será la que te reciba en el país de destino, ofreciéndote alojamiento, dinero para tu manutención y algo de dinero de bolsillo. Las cantidades varían según el país donde se realice el proyecto, y cada organización puede ofrecer una forma de alojamiento diferente. En algunos casos tendrás un pequeño apartamento para ti solo, pero normalmente compartirás piso con otros voluntarios que participen en el mismo proyecto que tú o te alojarán en residencias de estudiantes o con familias de la zona.

El programa también cubre el desplazamiento hasta el lugar donde se desarrolla el proyecto (la organización de acogida te enviará tu billete por email, así que no tendrás que adelantar nada), así como el seguro por el que estarás cubierto durante tu estancia.

Como te estarás imaginando, el Servicio Voluntario Europeo se puede realizar en todos los países europeos. Sin embargo, hay algunos proyectos disponibles en lugares como Marruecos, Egipto o incluso Nueva Caledonia, aunque son pocos y será más difícil conseguir una plaza. Te recomiendo echar un vistazo a la base de datos de los proyectos disponibles para mirar los destinos que más te interesen y ver si incluyen proyectos en otros países. Para filtrar los resultados basta con que rellenes algunos campos del formulario que aparece en la parte izquierda de la página. Con elegir el país de la organización podrás ver todos los proyectos que se llevan a cabo en el lugar que hayas seleccionado, pero si tienes un tipo específico de proyecto en mente (trabajar con niños, con discapacitados, en temas culturales, medioambientales o deportivos, por ejemplo), te recomiendo que elijas el campo que más te interese en el apartado “Temas de la organización” que aparece casi al final del formulario (solo en inglés).

Servicio Voluntario Europeo - SVE

 

Te recomiendo elegir varios proyectos que te puedan interesar y enviar solicitudes a todos ellos. Quizá tengas suerte y te quieran entrevistar en tu favorito, o quizá envíes veinte solicitudes y no recibas ninguna respuesta positiva en semanas o meses. Así que tómatelo con paciencia. Cada proyecto tiene una duración y una fecha de inicio concretas. Esta información debería estar detallada en la descripción de cada proyecto que se encuentra en la base de datos, pero algunos no lo mencionan. Lo mejor es que no tengas prisa por empezar y tengas una disponibilidad bastante amplia.

Cuando hayas elegido los proyectos que más te interesan, puedes empezar a enviar solicitudes. Generalmente encontrarás un email de contacto en la descripción de cada proyecto, o una página web donde podrás encontrar dicha dirección. Lo único que tienes que hacer es escribir una carta de motivación y tu currículum actualizado (te recomiendo que uses Europass para crearlo, el formato unificado europeo, es fácil y lo puedes modificar las veces que sea necesario). Ahora solo tienes que enviar esos dos documentos a las organizaciones de tu interés y esperar sus respuestas.

Mientras tanto, puedes buscar una organización de envío. Como ya he dicho, esta organización se encargará de realizar parte de los trámites necesarios para que llegues a tu destino y deberían ofrecerte participar en un seminario de iniciación al Servicio Voluntario Europeo antes de tu salida. Algunas lo ofrecen presencial, otras a través de Skype y algunas simplemente te envían algo de información por email. Por lo tanto no es necesario que tu organización de envío esté en la ciudad donde vives, ya que en la mayoría de casos es posible hacerlo todo por correo electrónico. ¿Cómo encontrar una organización de envío? Es más sencillo de lo que crees. En algunas ciudades incluso la Concejalía de Juventud del ayuntamiento funciona como tal, y hay muchísimas asociaciones que se dedican a la cooperación que también gestionan los trámites para el Servicio Voluntario Europeo. En mi caso, AIPC Pandora fue mi organización de envío. Pero, como ya digo, muchas ONG y asociaciones podrán ayudarte con esto, así que seguro que encuentras alguna cerca. En la misma base de datos que he mencionado anteriormente podrás encontrar una lista con un montón de organizaciones de envío. Simplemente selecciona España en el apartado "País de la organización" y más abajo selecciona la opción "Organización de envío".

 

Servicio Voluntario Europeo - SVE

 

Una vez te acepten en un proyecto, tu organización de envío se pondrá manos a la obra y necesitará que les des algunos datos de tu organización de acogida. Te pueden tratar de intermediario y pedirte bastante información sobre tu organización de acogida o simplemente un contacto para hacer esos trámites directamente con ellos. A partir de aquí serán esas dos organizaciones las que te mantendrán al día de todo y a las que les podrás preguntar cualquier duda que te surja.

 

Si quieres conocer más detalles sobre el Servicio Voluntario Europeo, puedes consultar esta guía práctica que ha creado la Universidad de Alicante y que resume muy bien los puntos más importantes del SVE. Como yo misma participé durante doce meses en un proyecto de este tipo, también puedes escribir un comentario con tus preguntas o enviar un mensaje a través de nuestro formulario de contacto e intentaré resolver tus dudas.

 

Ya puedes consultar Viajar sin dinero es posible (II): Campos de trabajo.

 

Si no te quieres perder otras formas de viajar sin dinero, apúntate a nuestra newsletter y recibirás en tu email los próximos artículos con información útil para viajar sin dinero. Además, estarás siempre al tanto de nuestros concursos.

 

Dejar un comentario