Trenes únicos para un viaje inolvidable

Trenes únicos para un viaje inolvidable

Además de clásicos como el Orient Express y de otros muy conocidos como el Transberiano, existen alrededor del mundo trenes únicos por su antigüedad, su historia o su decoración, que transportan al pasajero a otra época siguiendo recorridos que todos querríamos conocer. El único pero: hay que empezar a ahorrar ya para poder permitirse pagar un billete en uno de estos selectos trenes.

 

Al Andalus, España

Al Andalus

Foto: Renfe

Los coches de este tren se construyeron en los años 20 del siglo pasado en Francia con el propósito de servir a la familia real británica en sus viajes a la Riviera Francesa. En los años 80, RENFE lo adquirió y restauró manteniendo el estilo lujoso y palaciego en el que se construyó originalmente. En la actualidad el tren Al Andalus ofrece distintos itinerarios que permiten visitar varias ciudades en cada recorrido: uno por Andalucía, otro por Extremadura, y un tercero que une Madrid con Galicia. Ahora, el susto: el billete más barato para un itinerario de 3 noches cuesta 1850€.

 

Rovos Rail, África

rovos

Foto: Rovos Rail

Esta compañía ferroviaria privada fundada en Sudáfrica en los años 80 posee uno de los trenes más lujosos del mundo, e incluso sus salidas y llegadas se realizan desde una estación privada en la ciudad de Pretoria. El Rovos sigue diferentes recorridos de hasta quince días a través de Sudáfrica, Namibia, Zimbabue, Botsuana, Suazilandia, Zambia o Tanzania, lo que permite disfrutar de paisajes únicos: pasar por las cataratas Victoria, conocer el desierto de Kalahari o descubrir importantes reservas como la de Nambiti. Si tienes curiosidad por conocer los diferentes recorridos y sus precios, puedes consultar su página web.

 

Palace on Wheels, India

palace-on-wheels-interior1

Foto: Rail Tour Guide

Este palacio sobre ruedas que recorre la región de Rajastán tiene poco que envidiar a los palacios que estamos acostumbrados a visitar. De hecho, el nombre hace referencia a su origen: fue creado para servir de transporte a diferentes marajás y gobernadores coloniales de India, por lo que desde el principio fue decorado con todos los lujos de la época. En 1982 se decidió volver a ponerlo en marcha tras años sin uso, pero esta vez como una atracción turística para la región. El tren cuenta con numerosos servicios a bordo, entre los que se encuentra un spa. El Palace on wheels hace un recorrido circular, empezando y terminando en Nueva Delhi. Dependiendo de la habitación, los precios varían entre los 2800 y los 4000€.

 

Eastern and Oriental Express, Asia

EO

Foto: Trail Finders

Este tren ha recorrido más kilómetros que muchos de nosotros, y no solo por raíles. Aunque se construyó en Japón en los años 70, durante varios años recorrió las vías de Nueva Zelanda bajo el nombre de Silver Star, y fue más tarde transportado a Asia para, tras una adaptación y restauración, convertirse en el Eastern and Oriental Express. Concretamente, los posibles itinerarios que sigue este tren recorren Singapur, Malasia, Tailandia y Laos, y además de los lujos propios de estos trenes, el Eastern and Oriental Express cuenta con un vagón mirador desde el que se pueden admirar las selvas tropicales o incluso el Puente sobre el río Kwai. Los viajes son de 3 o 4 días, y el billete más barato cuesta unos 2200€. Puedes consultar itinerarios, horarios y precios en esta web.

 

Danubio Express, Europa y Asia

Danubio Express

Foto: Dotw News

El Danubio Express está en marcha solamente desde 2008, y aunque sus vagones datan de los años 50, el tren fue remodelado tras pasar a ser operado por otra compañía desde 2014. Este tren admite un máximo de 50 pasajeros y recorre diferentes países de Europa, desde Francia hasta Rumanía pasando por Italia, Austria, República Checa, Hungría o Polonia, entre otros. La compañía ofrece muchos itinerarios por el viejo continente, aunque también opera más allá de sus fronteras haciendo posible llegar sobre raíles a países como Mongolia, Uzbekistán o Irán. Los viajes duran entre 12 y 22 días, y los billetes no son para todos los bolsillos: los más baratos rondan los 9000€.

 

Indian Pacific, Australia

Indian Pacific

Foto: Telegraph

Aunque ofrece la posibilidad de hacer solo una parte del viaje, el itinerario más conocido es el que va desde la costa del Pacífico hasta la del Índico o viceversa, uniendo las ciudades de Sydney y Perth en un recorrido de más de 4000 kilómetros en apenas tres días. En su viaje por el sur de Australia, el tren hace paradas cortas en algunos puntos del camino, lo que permite conocer el pasado minero de Broken Hills o visitar una mina de oro en Kalgoorlie. El Indian Pacific atraviesa parajes espectaculares en su recorrido, desde llanuras áridas que recuerdan al desierto a las imponentes Montañas Azules. Se puede viajar con más o menos comodidades, por lo que las tarifas varían dependiendo del tipo de billete.

 

 Rocky Mountaineer, Canadá

Rocky Mountaineer

Foto: Rocky Mountain Holidays

Nombrado como uno de los mejores viajes en tren del mundo por diferentes medios y organizaciones como National Geographic y la Sociedad Americana de Escritores de Viajes, el Rocky Mountaineer cubre diferentes rutas en la parte más occidental de Canadá, concretamente en los estados de Alberta y British Columbia. Recientemente ha incluido también la ciudad estadounidense de Seattle en alguno de sus itinerarios. Uno de los principales atractivos de este tren son los vagones acristalados, que permiten disfrutar de paisajes espectaculares durante todo el recorrido. Se pueden hacer viajes de diferente duración, pero uno de dos días cuesta aproximadamente 1100€.

 

Tren Crucero, Ecuador

Tren Crucero, Ecuador

Foto: Tren Ecuador

En 2013 empezó a operar el Tren Crucero y, aunque está formado por locomotoras de vapor del siglo pasado, cuenta con todas las comodidades y una decoración acogedora. El tren consta únicamente de cuatro coches con espacio para 54 pasajeros, y une Guayaquil, en la costa pacífica, con Quito pasando por los Andes del norte y atravesando paisajes impresionantes, desde volcanes hasta cumbres nevadas. Un trayecto de unos 450 kilómetros en los que se salva un desnivel de más de 3000 metros. El viaje dura 3 noches y 4 días y cuesta unos 1300€.

 

 Transcantábrico, España

Transcantábrico

Foto: Renfe

En realidad, este tren son dos diferentes: el Transcantábrico Gran Lujo, que solo hace un itinerario desde San Sebastián hasta Santiago de Compostela y viceversa; y el Transcantábrico Clásico, que además de cubrir la costa también recorre el norte de Castilla y León y ofrece diferentes itinerarios de diversa duración. Por el nombre de cada tren es fácil adivinar que el precio también varía: mientras que un recorrido de 7 noches en el Clásico sale por algo más de 3000€, en el Gran Lujo el precio alcanza los 4500. Eso sí, ambos incluyen alojamiento en suite, pensión completa, entradas y excursiones a museos y otros lugares de interés, e incluso veladas con actuaciones en vivo y otras actividades a bordo: un auténtico hotel de lujo sobre las vías.

 

Dejar un comentario