Singapur: la ciudad de las prohibiciones

Singapur: la ciudad de las prohibiciones

Publicado en: Asia, Blog, Curiosidades, Destinos | 0

Singapur es conocida como la ciudad de las prohibiciones o la ciudad de las multas. Así que si este país asiático figura entre tus próximos destinos, toma nota de las siguientes leyes o puedes acabar pagando una buena multa o incluso yendo a la cárcel. Existen unas cuantas prohibiciones, algunas comprensibles y otras que resultan extrañas para el viajero. Seguro que alguna te deja ojiplático. Toma nota:

1. Vender o importar chicles a este país asiático o (a no ser que sea de uso terapéutico y esté prescrito por un médico) está prohibido. Tal cual. Dicen que los turistas pueden llevar hasta un máximo de dos paquetes sin problema, pero como excedas dicha cantidad te puedes enfrentar a multas de varios miles de dólares o incluso a un año de prisión. Yo, por si acaso, no llevaría ni uno…

2. Tirar cualquier tipo de desperdicio en la vía pública acarrea una multa de de varios cientos de dólares y condenas a realizar trabajos sociales.

3. Por mucha prisa que tengas, ni se te ocurra cruzar una carretera por donde no se debe: conlleva multa o incluso varios meses de cárcel.

4. No tirar de la cadena en los baños públicos te puede llegar a costar hasta 500$ (unos 325 euros). Parece ser que hay guardias que se dedican a comprobarlo…

5. Escupir también está castigado con una multa de hasta 1000$.

6. Comer o beber en un medio de transporte público puede suponer una multa de 500$.

7. Si estás en un parque y ves algún pajarillo alrededor, ni se te ocurra echarle comida. Alimentar a los pájaros conlleva una multa de 1000$.

 

Multas Singapur

Los singapurenses aprovechan la condición de ciudad de las multas para estampar souvenirs con algunas de las prohibiciones más llamativas.

 

8. Si ves una flor, por muy bonita que te parezca, mejor no la arranques o puedes acabar pagando 500$ por cometer dicho delito.

9. Fumar, como en España, está prohibido en cualquier sitio cerrado. Hace poco la prohibición se extendió a lugares públicos al aire libre como parques o paradas de autobús. También te puede caer una buena multa.

10. El tráfico y el consumo de drogas están muy perseguidos en Singapur. Tanto es así que cualquier persona que intente importar, exportar o posea estupefacientes es castigada con la pena de muerte.

11. Por desgracia, Singapur es uno de los países que a día de hoy considera la homosexualidad como un delito. No solo mantener relaciones está penado, también está prohibido ver o distribuir pornografía (homosexual y de cualquier otro tipo). Incluso canciones de Janet Jackson o el I kissed a girl de Katy Perry han sido censuradas por su contenido “no aceptable para nuestra sociedad”. Esto significa, además, que si te pillan cantando una canción con letras obscenas, también pueden multarte o encarcelarte durante unos meses.

12. Estar desnudo en tu propia casa puede ser considerado pornográfico. No sé cómo podrían descubrirte incurriendo en este “delito”, pero por si acaso ándate con cuidado o tendrías que pagar hasta 1000$ o incluso acabar en prisión.

13. Como la mayoría de viajeros, seguramente intentes conectarte a internet durante tu estancia en el extranjero. Pues bien, si te conectas a una red cualquiera que resulte estar abierta, te pueden acusar de hackeo y puedes ser condenado a pagar una multa de hasta 10000 dólares o incluso a tres años de cárcel. Así que, antes de conectarte, infórmate bien.

14. Como curiosidad extra, cualquier escrito publicado por los Testigos de Jehová también está prohibido en Singapur ya que dicha doctrina religiosa se encuentra perseguida en este país.

 

Así que, ya sabes: si tienes idea de hacer un viaje pronto, intenta informarte de costumbres y prohibiciones locales que puedan afectarte y debas tener en cuenta durante tu estancia. Si conoces otras prohibiciones curiosas, no dudes en dejar un comentario.

 

Encuentra los mejores vuelos a Singapur aquí.

Dejar un comentario