Maravillas de la ciudad eterna: qué ver y hacer en Roma (II)

Maravillas de la ciudad eterna: qué ver y hacer en Roma (II)

Publicado en: Blog, Destinos, Europa, Italia, Roma | 0

Tras la primera parte de nuestra guía sobre qué ver y hacer en Roma, os traigo un nuevo artículo con ideas para que disfrutéis al máximo de la maravillosa capital italiana. Para quienes no lo sepáis, Roma es una de mis ciudades favoritas y nunca me canso de volver ni de hablarle de ella a todo el que me cuenta que es su próximo destino. Aquí os dejo otras 5 experiencias que no podéis perderos en Roma.

 

1. Piazza di Spagna

 

Que hacer en Roma_Paolo Fefe

Foto de Paolo Fefe

La Piazza di Spagna es una de las innumerables plazas que encontraréis en la capital italiana que os dejarán ensimismados. Obtuvo su nombre de la Embajada Española ante la Santa Sede, que se encontraba en esta plaza en el siglo XVII, y lo normal es encontrarla llena de turistas que, al igual quee tú, intentan conseguir una buena foto.  En ella desemboca la famosa Scalinata di Trinità dei Monti, que culmina en la iglesia del mismo nombre.

La fuente central con forma de barco, llamada Fontana della Barcaccia, la diseñó Bernini (al igual que las tres fuentes de Piazza Navona y la espectacular Piazza San Pietro, ambas en Roma) junto a su padre en el siglo XVII y es recomendable verla de noche, si los demás turistas os lo permiten.

Por último, si os interesa la literatura os recomendamos visitar la casa Keats-Shelley (el edificio amarillo que se ve a la derecha en la fotografía), lugar donde vivió y falleció de tuberculosis en 1820 el poeta inglés John Keats. No es una prioridad entre las tantas maravillas que visitar en Roma, pero es una curiosidad más que puede resultar interesante a los amantes de la literatura.

 

2. Fontana di Trevi

 

Qué hacer en Roma - Fontana di Trevi

 

Situada a pocos metros del Panteón de Agripa, la pequeña Piazza di Trevi alberga uno de los emblemas de Roma: la famosa Fontana di Trevi. Se trata sin duda de una parada obligatoria para todos los visitantes de la capital italiana, y no es para menos: finalizada en 1762, ostenta el título de ser la fuente más grande de la ciudad y su ubicación en el entresijo de calles que dan lugar a la plaza sorprende a quien la visita. 

Eso sí, no esperéis disfrutar de ella con tranquilidad: la Fontana di Trevi es probablemente uno de los lugares más abarrotados de la ciudad y acercaros al borde a lanzar la moneda que, según dice la tradición, os garantizará volver a Roma, puede convertirse en toda una hazaña. ¡No digamos ya conseguir una buena foto! Pero no os preocupéis: yo nunca he lanzado la moneda y he visitado la ciudad ya en tres ocasiones.

Consejo: como tantos otros lugares de Roma, la Fontana di Trevi es especialmente mágica de noche, ¡así que no olvidéis incluirla en vuestra ruta nocturna!

 

3. Villa Borghese

 

Qué hacer en Roma_Villa Borghese_Emanuel Leanza

Foto de Emanuel Leanza

 

Villa Borghese es, sin duda alguna, mi parque preferido de Roma. Podréis acceder a él desde distintos puntos de la ciudad, pero los más populares probablemente sean la Piazza del Popolo, Piazzale Flaminio o subiendo la Scalinata di Trinità dei Monti desde Piazza di Spagna. No es una visita apta para perezosos, ya que sus dimensiones alcanzan las 80 hectáreas y, sinceramente, vale la pena pasar horas perdiéndose por sus caminos.

En un día soleado, las posibilidades de disfrutar al máximo de Villa Borghese son infinitas: no se trata únicamente de un parque, sino que encontraréis distintas muestras de arte, fuentes, un museo, lagos, varios restaurantes y cafeterías, un teatro y hasta un zoo.

 

¿Qué podéis ver y hacer en Villa Borghese?

 

  • Galería Borghese

 

Qué hacer en Roma_Galería Borghese_Jean-Pierre Dalbéra

Foto de Jean-Pierre Dalbéra

Uno de los lugares más conocidos que se encuentran en el parque es el museo de arte Galería Borghese. La colección de arte está expuesta en un palacio que perteneció a la familia del mismo nombre. En ella encontraréis obras de grandes y afamados artistas italianos, como Bernini, Caravaggio, Tiziano, Rafael o Boticelli y gran parte de la colección que en su momento perteneció a la familia. 

Importante: el aforo para visitar la galería es limitado y es obligatorio comprar las entradas con antelación. Las visitas se organizan por turnos de 360 personas y duran un máximo de 2 horas. Podéis reservar las entradas aquí.

 

  • Paseo en barca

 

Qué hacer en Roma_Villa Borghese

Tempio di Esculapio. Foto de xlizziexx

Una buena forma de disfrutar del parque es alquilando una barca en el lago que se sitúa en el centro de Villa Borghese. En el lago se encuentra el Tempio di Esculapio y se puede remar hasta él para verlo más de cerca. A nosotros nos gustó la experiencia, así que os animamos a probarlo.

 

  • Mirador en Piazzale Napoleone

 

Qué hacer en Roma_Villa Borghese_Moyan Brenn

Vistas desde Villa Borghese. Foto de Moyan Brenn

Si tuviera que elegir, diría que las vistas más bonitas de las que he disfrutado en Roma han sido desde este mirador. Ver el atardecer en Villa Borghese, con la Piazza del Popolo justo debajo y toda Roma de frente es uno de los mayores espectáculos de la ciudad. ¡No os lo perdáis!

 

  • Bioparco (zoo)

Si os gustan los zoos, también encontraréis uno en Villa Borghese (ya os dije que este parque da para mucho). Puede ser una buena opción si viajáis con niños. El precio de la entrada es de 16€ para los adultos y de 13€ para mayores de 65 y niños de hasta 12 años que midan más de un metro. Los niños que no lleguen a esa altura podrán entrar gratis (de nuevo, los italianos con sus extrañezas...). Podéis consultar la página oficial, pero sólo está en italiano. 

Podéis ver un mapa con los lugares más importantes de Villa Borghese aquí. En cualquier caso, os recomiendo que incluyáis este parque en vuestra visita a Roma, porque es un plan perfecto para pasar un día soleado.

 

 

4. Basilica San Pietro

 

Qué ver en Roma_ Basilica di San Pietro desde Sant'Angelo - Roma

Basílica di San Pietro desde el Castel Sant'Angelo

 

Probablemente la más famosa de Roma, pese a no pertenecer realmente a la capital italiana, ya que se encuentra en la Piazza San Pietro, en El Vaticano. Su interior es una maravilla de la arquitectura y en ella encontraréis la conocida Piedad de Michelangelo.

La entrada a la Basílica es gratuita, pero deberéis aseguraros de llevar los hombros cubiertos y de que no se os vean demasiado las piernas, porque después de esperar toda la fila, os podréis encontrar con la sorpresa de que no os dejan entrar porque vuestra vestimenta no cumple las normas de decoro adecuadas. ¡Os hemos avisado!

Pero sin duda, para nosotras la mejor experiencia en lo que respecta a la Basílica es la subida a la cúpula. Las vistas tanto de los jardines de El Vaticano como de toda Roma compensan el esfuerzo, tanto que yo no he podido evitar volver a subir cada vez que he vuelto a la ciudad. Eso sí, la subida no es apta para personas con claustrofobia, ya que las escaleras se van estrechando e inclinando (al fin y al cabo, se encuentran entre la cúpula interior y la exterior) a medida que se asciende y siempre hemos encontrado a gente mayor agotada por el camino.

El precio es de 6€ si decidís subir caminando los 551 escalones y de 8€ si optáis por hacer parte del camino en ascensor. En mi opinión, no vale la pena, ya que el tramo que os ahorrareis no es muy grande (menos de la mitad del recorrido). Además, ¡no podríais decir que habéis subido a la cúpula haciendo trampas! Podéis consultar los horarios de subida a la cúpula aquí.

Os recomendamos, una vez más, visitar la plaza de noche y disfrutar de la vista de esas infinitas columnas iluminadas, porque es todo un espectáculo.

 

5. Museos Vaticanos

 

Por último, os recomendamos visitar los Museos Vaticanos. La entrada normal cuesta 16€ y la reducida 8€ (podéis ver aquí las condiciones) e incluye la entrada a la Capilla Sixtina, conocida sobre todo por el fresco de La creación de Adán, de Michelangelo. Si esperáis encontrar el techo cubierto por la famosa imagen, ya os avisamos de que la Capilla Sixtina os decepcionará, ya que esta es sólo una de las muchas pinturas que encontraréis allí y, de hecho, sus dimensiones son tan reducidas que no es fácil verlo a primera vista.

 

Qué hacer en Roma_Capilla Sixtina

Capilla Sixtina

Por lo que aparece en la página web oficial, ahora es posible hacer una visita en tren (esto no existía cuando nosotras estuvimos allí en 2009). También existe la posibilidad de hacer visitas guiadas de las distintas partes de El Vaticano. Eso sí, los precios son para pensárselo.

Con respecto a las normas de vestuario, se aplican, como era de esperar, las mismas que para entrar a la Basílica. Así que recordad llevar un pañuelo para cubriros los hombros.

Qué hacer en Roma_Vaticano 1

Las conocidas escaleras que veréis al final de la visita

 

 

Consejo: Es esencial reservar las entradas con antelación para poder saltaros la cola. Cuando nosotras estuvimos allí, nos levantamos a las 5 de la mañana con la esperanza de evitar horas de espera y cuando llegamos ya había cientos de personas haciendo fila. En esta página veréis los horarios, precios y podréis comprar vuestra entrada con antelación.

 

línea

 

Si el artículo os ha gustado, podéis compartirlo y seguirnos en Facebook y Twitter. Y si tenéis planeado visitar Roma y tenéis alguna duda, ¡aquí estamos!

Dejar un comentario